Tuesday, May 16, 2017

Endonkai II: Los Preceptos de la Enseñanza Perfecta - Los Preceptos del Sutra de la Red de Brahma

En el 822,  la corte imperial le otorgó a la escuela Tendai el permiso para establecer su propia plataforma de ordenación y controlar sus procedimientos de ordenación, basándose en los Preceptos Bodhisattvas del Sutra de la Red de Brahma y en el Sutra del Loto, en lugar de los Preceptos Vinaya utilizados por todas las sectas budistas japonesas. El autor de esta propuesta, Saicho (Dengyo Daishi 767-822) murió una semana antes de que su propuesta fuera aprobada por la corte.
 
Los Preceptos Bodhisattvas, según se desprende de la propuesta de Saicho, podían ser conferidos tanto a monjes como a laicos. Estos Preceptos se basan en los Tres Preceptos Puros: Evita el mal; haz el bien; beneficia a todos los seres. Cuando se confieren a las personas laicas, se le llaman los "Preceptos de Evitar el Mal"; cuando se le confieren a los novicios, se les llama los "Preceptos de Hacer el Bien"; y cuando se le confieren a los sacerdotes ordenados, se les llama los "Preceptos de Beneficiar  Todos los Seres". Estos son llamados las "Tres Colecciones de Preceptos". Según el Sutra de la Red de Brahma, los Preceptos pueden ser conferidos a todo el mundo, desde reyes hasta animales, y que todos los que los reciben se elevan al rango de Budas. Pero los preceptos han variado en el Monte Hiei desde su incepción. Sólo los hombres ordenados podían recibir todos los preceptos, ya que se prohibía la entrada a las mujeres al complejo de Hiei. Igualmente, el significado de los preceptos variaba de acuerdo con el rango del ordenado dentro de Hiei. Posteriormente, se le confirieron los Preceptos completos a las mujeres ordenadas equitativamente.


Es gracias a Saicho el que hoy día, todas las escuelas de Budismo japonés se basan en los 10 Preceptos como plataforma de ordenación. Saicho creía que los preceptos debían de adaptarse a las circusntancias, personas, tiempo y lugar. Esto ha sido desde siempre una característica fundamental del Budismo en general. Luego de la muerte de Saicho, surgieron muchas disputas sobre si se debían de complementar los Preceptos Bodhisattvas o si se debía de reinstituír el Vinaya, pero todas estas cuestiones fracasan ante el deseo de mantener la esencia y la visión del fundador.

En el Budismo Tendai, cuando una persona toma el Refugio, se le confieren los 5 Preceptos laicos. Cuando una persona se ordena como novicia, recibe los 10 Preceptos. Y cuando un novicio se sordena como sacerdote, recibe los 52 Preceptos Bodhisattvas. Tanto el novicio como el sacerdote deben de pasar 21 días en confesión frente a los Budas y Bodhisattvas, además de realizar 300 postraciones y otras acciones de purificación para recibir los Preceptos.

Los 10 Preceptos mayores son:

1. Me abstengo de tomar la vida.
2. Me abstengo de tomar lo que no es mío.
3. Me abstengo de una conducta sexual indebida.
4. Me abstengo de mentir.
5. Me abstengo de tomar intoxicantes que me induzcan a romper mis votos.

Luego, pueden tomar los siguientes cinco votos también:

6. Me abstengo de no hablar de las faltas de la comunidad.
7. Me abstengo de alabarme a mi mismo y de hacer menos de los demás.
8. Me abstengo de ser avaro y seré generoso.
9. Me abstengo de caer en la ira y seré harmonioso.
10. Me abstendré de difamar las Tres Joyas (el Buddha, el Dharma y el Sangha).

Estos son los 10 Preceptos seguidos por la mayoría de las escuelas en Japón. Estos Preceptos demuestran nuestra intención de vivir de manera transparente, generosa y compasiva, como seguidores del Buda todos los días de nuestras vidas. A veces algunos linajes confieren otros 6 Preceptos que establecen la responsabilidad y la relación con el Sangha: 

1. Me comprometo a homenajear al Buda.
2. Me comprometo a homenajear al Dharma.
3. Me comprometo a homenajear al Sangha.
4. Me comprometo a actuar generosamente.
5. Me comprometo a usar un lenguaje compasivo y a actuar compasivamente.
6. Me comprometo a practicar el Camino del Buda.

Además de estos Preceptos, los Preceptos del Sutra de la Red de Brahma establece otros 48 Preceptos menores:
  1. Me comprometo a respetar a mis maestros y amigos en el Dharma.
  2. Hago el voto de abstenerme de consumir sustancias intoxicantes, si estas me llevarían a romper mis votos.
  3. Hago el voto de abstenerme de comer carne siempre que pueda.
  4. Hago el voto de abstenerme de consumir ingredientes en la comida que afecten a los demás.
  5. Me comprometo a instar a los seguidores que se rebelaron a arrepentirse de sus pecados.
  6. Me comprometo a solicitar el Dharma y hacer ofrendas a la visita de miembros de la Sangha.
  7. Me comprometo a siempre hacer un esfuerzo para asistir a conferencias del Dharma.
  8. Me comprometo a no dividir el Dharma en doctrinas separadas.
  9. Me comprometo a dar siempre atención a los enfermos y a los necesitados.
  10. Hago el voto de abstenerme del almacenamiento de armas que destruyan la vida.
  11. Hago el voto de abstenerme de servir como emisario de los militares.
  12. Hago el voto de abstenerme de actos que limitan la libertad de los demás
  13. Hago el voto de abstenerme del discurso difamatorio y calumnioso.
  14. Hago el voto de abstenerme de actos, que puedan lesionar o matar a los seres vivos.
  15. Hago el voto de sólo enseñar doctrinas que conducen al desarrollo de la mente Bodhi.
  16. Prometo, primero entender completamente, y luego a enseñar claramente el Dharma.
  17. Hago el voto de abstenerme de obtener beneficios personales al enseñar el Dharma.
  18. Me comprometo a servir siempre como un maestro adecuado.
  19. Hago el voto de abstenerme del discurso de doble lengua.
  20. Me comprometo a liberar a todos los seres sintientes.
  21. Hago el voto de abstenerme de la violencia y la venganza.
  22. Hago el voto de abstenerme de arrogancia y siempre seguir el Dharma.
  23. Me comprometo a enseñar el Dharma con generosidad y un corazón abierto.
  24. Me comprometo a practicar las enseñanzas del Buda – Dharma.
  25. Me comprometo a ser un líder hábil de la asamblea.
  26. Me comprometo a compartir todas las ofrendas hechas al Dharma o la Sangha.
  27. Me comprometo a no aceptar invitaciones discriminatorias que sean injustas o sesgadas.
  28. Me comprometo a no emitir invitaciones discriminatorias.
  29. Me comprometo a no participar en los medios de vida inadecuadas.
  30. Me comprometo a permanecer neutral en los asuntos de la Sangha.
  31. Me comprometo a rescatar a los clérigos junto con los objetos sagrados del Dharma.
  32. Juro ecuanimidad y no perjudicar a ningún ser sintiente.
  33. Me comprometo a no participar en las actividades que tienen por objeto inducir un comportamiento lujurioso.
  34. Me comprometo a mantener siempre la mente Bodhi.
  35. Me comprometo a hacer grandes votos.
  36. Me comprometo a hacer resoluciones firmes.
  37. Me comprometo a evitar viajar a lugares peligrosos.
  38. Me comprometo a respetar el orden jerárquico de la Sangha.
  39. Me comprometo a cultivar méritos y sabiduría.
  40. Me comprometo a no discriminar en conferir los preceptos.
  41. Prometo no volver a enseñar en aras de la ganancia.
  42. Me comprometo a no dar los Preceptos a las personas malvadas.
  43. Hago el voto de no pensar en la violación de los preceptos.
  44. Me comprometo a honrar a los Sutras y los códigos morales.
  45. Me comprometo a enseñar a todos los seres sintientes.
  46. Me comprometo a no predicar [el Dharma] de una manera inapropiada.
  47. Hago el voto de apoyo constante al Dharma.
  48. Me comprometo a no destruir el Buddha- Dharma. 
La Fe es un requisito esencial al recibir los Preceptos. Hay que tener fe en: (I) la ley de causa y efecto, el camino budista, y en la eficacia de los Preceptos; (II) en que la mente de uno mismo y todos los seres contiene la naturaleza Búdica, creer que las buenas acciones producen buenos resultados, que estos resultados son eternos, jubilosos, puros y verdaderos.
 
Dado a que el Budismo no es una religión étnica, nadie nace siendo budista. Uno se convierte en un budista cuando acepta los Tres Tesoros: el Buda, el Dharma y el Sangha; y recibir los Preceptos como guías éticas para el diario vivir. Los Preceptos Bodhisattvas difieren del Vinaya grandemente, ya que se basan en la Naturaleza Búdica inherente en todos los seres. Cuando despertamos a la realidad de que todo esta interconectado con todo, como joyas en la Red de Brahma, vemos que existimos gracias a la gracia de muchos otros seres. Sólo podemos existir en relación con todo lo demás. Esta realidad es la fuente de los preceptos.
 
* * *
Extracto de "Los Preceptos del Bodhisattva: El Sutra de la Red de Brahma y los Preceptos en el Budismo Tendai Japonés" (Hikari Publishing, 2017).

No comments:

Post a Comment