Tuesday, June 6, 2017

Meditaciones sobre los 25 [Estados de Existencia] en el Ryogon-in: Genshin y la Sociedad del Samadhi de los 25


"Meditaciones sobre los Veinticinco [Estados de Existencia] en el Ryogon-in”, es un escrito o voto firmado por los veinticinco miembros fundadores de la Sociedad del Samadhi de los 25 (Ryogon, en mjugo zanmai konpon kesshu mjugonin renjo hotsu-ganmon). El Ryogon-in 楞嚴 院 se refiere al Shuryogon-in 首 楞嚴 院, un edificio en el sector Yokawa 横de Hieizan que comenzó su vida como un pequeño repositorio de Sutras, pero fue reconstruido en 848 por Ennin (794-864), quien decidió desarrollar el sector de Yokawa como un centro religioso después de su regreso de China. En este templo el monje jefe era un hombre llamado Genshin 源信 (942-1017), el máximo sistematizador de las enseñanzas y prácticas Tierra Pura de la escuela Tendai del Budismo japonés. Las "Meditaciones sobre los Veinticinco Estados de la Existencia" se refieren a veinticinco estados meditativos diferentes (Samadhi) en los cuales uno estaba obligado a superar los obstáculos presentados por los veinticinco estados de existencia. 

Los veinticinco estados comprenden catorce estados en el reino del deseo (el infierno, los espíritus hambrientos, los animales, los anti-dioses, los cuatro continentes donde habitan los humanos y los seis cielos), los siete estados en el reino de la forma pura (siete cielos superiores) y los cuatro estados en el reino de la no-forma (los cuatro cielos más altos). El número 25 también representa los 25 monjes que hicieron el voto y que formaron la Sociedad del Samadhi de los 25. El objeto del voto de 986 era comprometer a los signatarios a enviar un Zenchishiki o “amigo virtuoso”. El objetivo de sus reuniones era obligarse a practicar la atención en el Buda Amida para que en el momento de la muerte cada miembro pudiera concentrarse lo suficiente para cumplir los "diez momentos de pensamiento" requeridos para lograr el renacimiento en la Tierra Pura. 

Richard Bowring, en su artículo "Preparing for the Pure Land in Late Tenth-Century Japan", nos da una idea junto con una traducción de muchos pasajes de Genshin y la Sociedad de los 25. Aquí presento una breve traducción del voto de los 25. Todo error es completamente mío.

 
Meditaciones sobre el Samadhi de los Veinticinco 

Los tres mundos están todos caracterizados por el sufrimiento, y los cinco elementos constitutivos de la existencia están todos caracterizados por la impermanencia. Sufrimiento e impermanencia - ¿quién no los aborrece? Y sin embargo, nacimos y morimos desde el principio hasta el fin de los tiempos y todavía somos incapaces de despertar el deseo de alcanzar la Iluminación (bodhicitta), y todavía somos incapaces de escapar de los caminos de la adversidad. Qué triste es esto. ¿Cuándo podremos plantar raíces firmes en el camino hacia la liberación? 

Ahora consideremos lo que dice en el Sutra sobre la Visualización del Buda de la Vida Infinita: 

“O hay seres conscientes que cometen los cinco pecados atroces y los diez actos malvados, cometiendo toda clase de malas acciones. Seres insensatos como éstos, por su mal karma, inevitablemente caerán en los caminos adversos, donde se quedarán por muchos kalpas y sufrirán sin límite. Pero si, al final de su vida, alguien [tiene la suerte de] conocer a un "amigo virtuoso" (zenchishiki), ese amigo puede traer paz y consuelo, exponer las maravillas del Dharma por su bien, y enseñarle a ser consciente del Buda Amida. Y si ese ser está demasiado cargado de sufrimiento para poder ser consciente del Buda, el "amigo virtuoso" debería decirle: ‘Si tú eres incapaz de concentrarte, entonces [sólo] invoca el nombre del Buda de la Vida Infinita’. Si de esta manera él recita constantemente en completa sinceridad aunque sea por diez momentos de pensamiento, recitando ‘Rindo homenaje al Buda’, si él llama el nombre del Buda con atención constante, escapará a los pecados del nacimiento y renacimiento de ocho mil millones de kalpas; y cuando muera, verá aparecer ante él una flor de loto de oro brillante como la esfera del sol, y en el espacio de un solo pensamiento, él nacerá instantáneamente en el paraíso de la Tierra Pura”.  

Este pasaje es prueba suficiente de lo que nos espera. Hemos debatido entre nosotros y ahora hacemos el siguiente voto: 

Ahora nos comprometemos a convertirnos en "amigos virtuosos" (zenchishiki) el uno para el otro para que en el último momento de nuestras vidas podamos ayudarnos mutuamente a ser conscientes del Buda Amida. Por la presente proclamamos que nuestro número será de veinticinco. 

Si uno de nosotros cae enfermo, por el poder de nuestro voto de unirnos, ignoraremos si el día es auspicioso o no favorable, e iremos a donde quiera que esté, y le preguntaremos y lo alentaremos a concentrarse. Y si sucede que alcanza el renacimiento en el paraíso, a través del poder de su propio voto y a través del poder de los Budas y dioses, debe indicar como tal al compañero, ya sea a través de un sueño o cuando esté despierto. Y si sucede que él ha caído [hacia atrás] en caminos adversos, esto también debe indicar. Y la confraternidad de vez en cuando con la misma intención llevará a cabo conjuntamente aquellas prácticas que ayudarán a conducirnos a la Tierra Pura. En particular, todos los meses en la tarde del decimoquinto día practicaremos la meditación (Samadhi) de ser conscientes del Buda. 

Rezaremos para que podamos alcanzar los diez momentos de pensamiento antes de la muerte. Cada vida tiene su límite. ¿Cómo podemos confiar en esta vida, que es tan transitoria como el rocío en la hierba? El éxito y el fracaso en esta vida son inciertos. Por ello, esforcémonos por la diligencia y no caigamos en hábitos laxos.

No comments:

Post a Comment