Tuesday, February 13, 2018

El Nirvana Sutra: La Enseñanza Final del Buda Shakyamuni en el Mundo I

El segundo Sutra más importante en el Budismo Mahayana es El Sutra Mahayana del Mahaparinirvana (El Nirvana Sutra). El mismo suele confudirse con su contraparte, El Mahaparinibbana Sutta del Canon Pali. Pero sus enseñanzas difieren tanto como el cielo y la tierra.

Al igual que el Sutra del Loto, el Nirvana Sutra tuvo varias etapas en su composición. Se cree que comenzó a ser compuesto en el 100 EC o antes, y que luego se expandió con el paso del tiempo. Hay tres versiones existentes del Nrvana Sutra, cada uno traducido de varias ediciones en sánscrito. Aún no se ha descubierto una versión completa del texto completo en sánscrito, pero se han encontrado algunos fragmentos de versiones originales en sánscrito en Asia Central, Afganistán y Japón. Existe en versiones chinas y tibetanas de diferentes longitudes. Hay cuatro versiones existentes en total, tres de ellas compuestas entre el 420 y el 700 EC. El mismo ha sido traducido al inglés por el Dr. Tony Page, Kosho Yamamoto y Charles Patton. Veamos algunas de sus enseñanzas.




El Nirvana Sutra es proclamado por Buda como "único, perfecto, puro ... el más excelente, el más importante de todos los Sutras". La escritura se presenta a sí misma como la comprensión correcta de las enseñanzas budistas anteriores, como las de No-Ser (Anatman) y el Vacío (Sunyata). El "No-Ser" en el Sutra Mahaparinirvana se refiere al ego impermanente, mundano y construido, en contraste con la verdadera individualidad supramundana del Buda. La "Vacuidad" (sunyata) se explica como carente de plenitud de Existencia. Las enseñanzas principales son la Eternidad, el Verdadero Ser, la Felicidad y la Pureza, en contraste con las enseñanzas anteriores que enfatizan la Impermanencia, el No-Ser, el Sufrimiento y la Impureza.

El Dr. Tony Page, en su traducción al Nirvana Sutra, detalla las enseñanzas principales del Sutra:

1) Que el Buda (que trasciende su forma física e histórica) es Eterno, No Cambiante, Increado, sin comienzo, sin fin, firme e indestructible (pero capaz de proyectar manifestaciones de sí mismo en numerosos cuerpos, modos y tiempos, como hemos visto en Sutras como el Sutra del Loto); que él es inmortal, totalmente consciente, omnipresente a través del tiempo y el espacio, así como desasociado del tiempo y el espacio;

2) Que existe un Principio del Buda inmortal, inmanente y trascendente, brillantemente radiante (Budadhatu) o Matriz del Buda (Tathagatagarbha) en todos los seres sintientes, que vincula a los seres con la Budeidad y funciona como la causa del Despertar espiritual (Bodhi), pero que solo los Budas perfectos pueden verlo claramente; este Tathagatagarbha también se llama el Ser (Atman - no egoico, incondicionado, indestructible Supremo del Buda Eterno), que existe en todos los seres (y en todos los fenómenos) - por lo tanto, todas las personas y criaturas poseen uno -y el mismo núcleo inmutable de su ser: la esencia de un Buda, que se permea y abraza a todas las cosas - condicionadas e incondicionadas - y, sin embargo, está más allá de todas ellas, libre de todo proceso y cambio;

3) Que el Buddhadhatu o Tathagatagarbha es la esencia misma (Svabhava) o Dharmakaya (nivel último del ser) del Buda y de todas las personas y criaturas, en contraposición a los cinco skandhas transitorios (elementos mentales / físicos impermanentes del "ego mundano"); el mismo Buda es la manifestación visible del Buddhadhatu y no es menos que el Alma o el Ser inconcebible, lleno de virtud (a veces llamado el "Verdadero Ser" - Satya-Atman), cuya potencia es inherente en nuestro propio cuerpo y mente. Podemos realizar este estado cuando hemos erradicado las kleshas (tendencias negativas mentales, morales y de nuestro comportamiento) de nuestro ser. Los principales kleshas son el deseo apasionado, la ira, el engaño y el orgullo;

4) Que el Nirvana es el estado (Vishaya) de lo Eterno (Nitya), lleno de Bienaventuranza (Sukha), el Ser (Atman) y lo Puro (Subbha), y que estos atributos Nirvánicos constituyen el corazón del Buda;

5) Que la raíz de todas las buenas cualidades es la amabilidad o la bondad amorosa (Maitri), en asociación con la compasión, la alegría empática y la imparcialidad hacia todos los seres; estas cualidades también son inherentes a la Naturaleza del Buda. La aplicación universal de la bondad (Maitri) excluye implícitamente toda posibilidad de odio para cualquier ser en función de su raza, religión, sexo o sexualidad; de hecho, todo odio debe rechazarse como klesha (contaminante moral). En cambio, todos los seres deben ser "considerados como el único hijo de uno" (es decir, debemos verlos con el ojo atento de un padre amoroso);

6) Que los seguidores del Sendero Mahayana (Bodhisattva) deben ser vegetarianos y compasivos con los animales y nunca deben usar el mal como medio para un fin; la compasión y amabilidad que ordena este sutra, incluso explícitamente hacia las hormigas, también (implícitamente) hacen que sea completamente imposible e inconcebible que el Bodhisattva perpetúe prácticas tan mal orientadas y degradantes como la caza o la vivisección (experimentación con animales vivos);

7) Que las enseñanzas de Buda en el Mahayana Mahaparinirvana Sutra (particularmente aquellas centradas en el Tathagatagarbha) No son doctrinas provisionales, de nivel inferior o puramente metafóricas (No necesitan invertirse enfáticamente e "interpretarse" en el opuesto exacto de lo que en realidad estado); No son meras ficciones tácticas; en cambio, son doctrinas definitivas que apuntan directamente a la Verdad Suprema (Paramartha-satya), al Buda, que No es un Vacío o simplemente un proceso "originado de manera dependiente", sino que es la Realidad misma (Tathata), el Gran Ser Inmutable (Mahatman). que carece de toda impermanencia, infelicidad, ignorancia y aflicción, y está dotado de infinitas virtudes y bienaventuranza;

8) Que el noble Sutra Mahaparinirvana es "único", "el máximo de todos los discursos Mahayana", el "Rey más excelente de los Sutras", que revela "el último significado de todos los Sutras", y que incluso al escucharlo las palabras o el nombre pueden producir felicidad y placer y pueden establecer las bases causales para alcanzar el Despertar;

9) Que el noble Mahaparinirvana Sutra posee el poder de producir "beneficio, felicidad y bondad para todos los seres" - con la única posible excepción de aquellos llamados Icchantikas, las personas más espiritualmente engañadas, que menosprecian el sutra y rechazan sus enseñanzas sobre el Tathagatagarbha;

10) Que el Nirvana es la paz suprema y la máxima pureza, y que el Buda, la encarnación del Nirvana, "permanece eternamente, sin cambio"; y que todos los seres, independientemente de cuándo, van a alcanzar el Despertar.

El Buda, en la versión de Faxian del texto, señala que los seres que malinterpretan la auténtica doctrina budista "tienen la noción de que no existe el Ser mismo, y no pueden conocer al Verdadero Ser". Este Verdadero Ser no es el ego, propenso al sufrimiento y desventurado al que la mayoría de las personas se aferran como su identidad, sino el Ser que significa el Buda: la Realidad Última, omnisapiente y pura, sin restricciones por las limitaciones e ilusiones de la mundo (Samsara). Este Ser del Buda es la fuente de la vida eterna. El Buda se asemeja a un gran mar, cuya extensión y longevidad no se pueden medir.

El Nirvana Sutra es una escritura muy importante debido a su influencia en el Budismo Tendai. Es sorprendente por sus enseñanzas sobre el "Ser" (Atman) eterno, inmutable, dichoso, puro, inviolable e inmortal del Buda en la interioridad del Nirvana: "Si lo no-eterno se elimina con [el Nirvana], lo que queda debe ser lo Eterno, si ya no hay dolor, lo que queda debe quedar es la Bienaventuranza, si ya no existe ningún no-ser, lo que existe debe quedar es el Ser mismo, si ya no hay un antídoto impuro, lo que hay debe quedar es lo Puro".

El Buda declara que "en verdad existe el Ser (Atman) en todos los dharmas". Ese Ser es "indestructible como un diamante". "Aquellos que no pueden aceptar que el Tathagata es eterno [nitya] sufren la miseria". En contraste, se dice que meditar sobre la eternidad del Buda trae felicidad y protección. Se dice que el "Verdadero Ser" o "Gran Ser" del reino nirvánico es soberano, que se alcanzará al despertar a la Budeidad, y la esfera del Buda (Budadhatu) puede entonces permear esta existencia conscientemente y de ese modo se alcanza el Nirvana. El "verdadero espíritu" de uno, o elverdadero "Jiva" se asemeja a una "joya preciosa", como un diamante. El Nirvana se denomina "Eterno (Nitya), Dichoso (Sukkha), el Ser (Atman) y Puro (Subha)". Este estado de gran conciencia y conocimiento (Jnana) es accesible para los Budas y todos los seres que alcancen el Despertar. El Buda enseña en ella que el "yo mundano" no existe, sino que oscurece el Ser esencial o verdadero, que es inmutable, estable y eterno, real y duradero. En el Sutra leemos:

"El Ser (Atman) es la realidad (tattva), el Ser es permanente (Nitya), el Ser es la virtud (Guṇa), el Ser es eterno (Sāśvatā), el Ser es estable (Dhruva), el Sí mismo es paz (Siva)." (Cap. 4,"Aflicción ").

Finalmente, el Buda afirma que cuando una persona no ha visto el Budadhatu (Principio del Buda), no hay [para esa persona] ni eternidad ni Ser mismo, ni hay Bienaventuranza ni Pureza Absoluta:

"El Verdadero Ser es el Tathagata-dhātu [Principio del Buda]. Debes saber que todos los seres lo tienen, pero no es aparente, ya que esos seres están envueltos por inconmensurables kleśas [aflicciones] ... ".


No obstante, el Sutra es enfático en que el Verdadero Ser no es el "ego" o el "ser mundano" que todos poseemos actualmente y con el cual nos movemos en el mundo, el cual está compuesto por los 5 Skhandas, sino que es el Verdadero Ser detrás de todos los seres. Es la energía misma de la cual todos estamos hechos.

"Todos los seres también son así. Cada uno de ellos tiene el Tathāgata-dhātu, pero, al recurrir a pensamientos y acciones malvadas, dan lugar al apego, el odio y la estupidez y caen en los tres estados miserables ..., adoptando diversos tipos de cuerpos a través de los veinticinco modos de existencia. La preciosa joya que es el Tathagata-dhātu está enterrada dentro de la herida de los kleśas del apego, odio y estupidez, de modo que no se dan cuenta de su presencia allí. Al involucrarse en la noción de que no hay un Ser con respecto al ser mundano, no comprenden las hábiles palabras del intento implícito del Tathagata ... Tienen la idea de que no existe el ser y no pueden conocer al Verdadero Ser. Con respecto a esto, el Tathagata ... utiliza medios hábiles: hace que ellos apaguen los furiosos incendios de innumerables kleśas, revelando y elucidando el Tathāgata-dhātu para ellos".


Pero el Nirvana existe desde el principio de lso tiempos y no deja de existir en el presente. Sin embargo, muchos seres no lo ven. Sólo debemos abrir nuestros ojos, seguir el Dharma, poner las enseñanzas en práctica, perfeccionar los Paramitas, relaizar el trabajo del Bodhisattva, y poco a poco iremos vislumbrando la verdadera naturaleza de la realidad y del mundo, y entraremos al reino de lo Eterno.

No comments:

Post a Comment